Red de Turismo Arqueológico
Select Language  
Estás en:  Inicio  >  Rutas e Itinerarios  >  Centroamérica - Ruta Colonial y de los Volcanes
fondo
Centroamérica - Ruta Colonial y de los Volcanes
 
La Ruta Colonial y de los Volcanes es un itinerario turístico creado por el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) con apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) para el disfrute de la diversidad cultural que encierran las ciudades y pueblos coloniales centroamericanos unidos por el antiguo Camino Real que seguía paralelo a las cordilleras volcánicas de la costa pacífica.

La Ruta tiene una composición flexible y se comercializa a partir de su estructura básica, aunque presenta extensiones que se adaptan al gusto de la demanda. Está pensada tanto para los que quieren disfrutar de un paquete multidestino de dos semanas como para los que quieren tomarse su tiempo y descubrir la ruta como viajeros de antaño saboreando cada kilómetro.

Centroamérica es una región cuya corteza terrestre es relativamente inestable, ya que se encuentra en el borde occidental de la placa tectónica del Caribe. La placa oceánica de Cocos se introduce por debajo de dicha placa mediante un proceso de subducción que funde la corteza terrestre a una profundidad aproximada de 100 kilómetros. La subducción de la corteza oceánica, que se inició en el mioceno, hace unos 25 millones de años, elevó la tierra desde el mar. En una primera etapa se formaron diversas islas y una península, posteriormente, las islas dispersas se unieron para formar el istmo centroamericano, que unió Norteamérica y Sudamérica.

Los volcanes se extienden paralelamente a la costa del Pacífico en una extensión de 1.000 km. de largo creando un paisaje único dotado de distintos tipos de conos volcánicos levantados por las erupciones de lava, coladas volcánicas, cenizas, así como lagos formados en las calderas. El vulcanismo en Centroamérica está acompañado también por fenómenos asociados como fumarolas, lagos sulfurosos y surgencias de aguas termales. Así, por ejemplo, en las laderas del volcán Rincón de la Vieja y en el volcán Santa Clara pueden observarse fuentes de lodo hirvientes, fumarolas, y pequeños ríos termales. La mayor parte de volcanes ofrecen actividades como el kayaking, el canopy, el mountain bike, la equitación o el senderismo. Todas ellas están reguladas ya que forman parte de espacios naturales protegidos integrados en el Corredor Biológico Mesoamericano. Destacan también actividades asociadas a observación de diferentes especies vegetales y animales, varias de ellas endémicas de la región. Sin duda, una de las actividades más atractivas es la de observación de aves, dado el gran número de aves migratorias que atraviesan el istmo, así como las que son autóctonas, como los quetzales, los tucanes, águilas arpías y diferentes especies de loros. Otras especies animales que pueden destacarse son los felinos, que incluyen jaguares, pumas y ocelotes así como otros mamíferos tales como diversos tipos de simios, los osos hormigueros o los agutíes. De igual forma, varias son las especies de anfibios y reptiles que podemos encontrar en los paisajes volcánicos, como la famosa serpiente coral.

La Ruta Colonial y de los Volcanes sigue los pasos de los antiguos senderos indígenas que cruzaban Centroamérica y que los españoles convirtieron en el denominado Camino Real, una compleja red de rutas terrestres, marítimas y fluviales que unía sus dominios a lo largo del mundo. El Camino Real se recorría a pie, a lomo de mula o a caballo, ocasionalmente en andas (tratándose de gente principal) y a veces en hamaca, curioso método prehispánico que permitía al viajero importante instalarse cómodamente en ese genial invento. Las jornadas estaban calculadas para pernoctar en sitios con las facilidades necesarias de alojamiento y alimentación para las personas y sus bestias.

La posición estratégica de Centroamérica entre el mar Caribe y el océano Pacífico permitió configurar una importante red de comunicaciones entre las principales ciudades coloniales, custodiada por fortificaciones defensivas contra los ataques de piratas y corsarios que, en numerosas ocasiones, no fueron suficientes para repeler sus incursiones. Las ciudades de Panamá y Guatemala, sedes de las respectivas Audiencias Reales, son las principales puertas de esta Ruta. Hoy en día, buena parte de los tramos terrestres del antiguo Camino Real coinciden prácticamente con el eje de la carretera Panamericana. Al patrimonio arqueológico y monumental se le suma un calendario festivo significativo que permite disfrutar de experiencias únicas durante todo el año, multitud de mercados artesanales y las galerías de arte muestran desde creaciones tradicionales a las producciones más innovadoras y, sin duda, la variada gastronomía invita a descubrir los sabores y aromas de las cocinas centroamericanas.

En Panamá Viejo se respiran los primeros testimonios del legado colonial, el núcleo originario fundado en 1519 y destruido por el ataque del corsario inglés Henry Morgan. Como consecuencia de ello se trasladó la ciudad de Panamá hasta su actual emplazamiento. Su casco antiguo y, en especial, el barrio de San Felipe conservan los aires de su esplendor colonial.
De Panamá, a orillas del Océano Pacífico, salían dos caminos hacia el Caribe con el oro y otros productos provenientes de las colonias españolas de Sudamérica y, viceversa, de España: el Camino Real y el Camino de Cruces hacia Portobelo. Los cargamentos llegaban en mulas hasta el pueblo de Las Ventas y de ahí transportados en botes, por el río Chagres, hasta Portobelo. En la entrada del río se encuentra el Fuerte de San Lorenzo. Todos estos sitios gozan hoy de la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La construcción del Canal de Panamá alteró algunos tramos pero es posible realizar en un día el recorrido entre los dos océanos siguiendo cómodamente algunos tramos en transporte turístico o, para los más aventureros, siguiendo las sendas a pie durante tres días. En el entorno de la ciudad de Panamá destacan otros lugares con sabor colonial como la isla Taboga o el santuario de la Santa Librada, patrona de Las Tablas.

De Panamá salía el Camino Real hacia Veraguas. Penonomé, Natá de los Caballeros y San Francisco de la Montaña son paradas obligatorias como lo es también el Valle de Antón, cuya población está ubicada en el cráter de un extinto volcán, y que, por los fenómenos de vulcanismo, cuenta con aguas termales. Siguiendo el camino, ya en Chiriquí, se encuentra el volcán Barú, cercano ya a la frontera costarricense.

Se adentra la antigua vía histórica hasta Cartago, que fue capital de la provincia de Costa Rica hasta que se trasladó la capital a San José en 1823. Prosigue hacia el norte hasta Liberia, la antigua Guanacaste. Las evidencias coloniales en el país quedan reducidas básicamente a estas dos poblaciones aunque en el patrimonio inmaterial hayan pervivido muchas tradiciones. Sobre las rutas del antiguo Camino Real se consolidaron caminos ganaderos que se conocen como rutas del arreo. Uno de esos testimonios vivos son los tradicionales boyeros, reconocidos por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial. Los volcanes son sin duda otro de los grandes atractivos turísticos de Costa Rica y se proponen actividades en los principales volcanes: Arenal, Rincón de la Vieja, Miravalles, Poás, Irazú, Turrialba y Tenorio.

El Camino Real entra en Nicaragua y llega hasta Granada. Junto con León son las dos ciudades coloniales más importantes del país. Granada fue escenario del pillaje de los piratas y filibusteros que asolaron el Caribe durante los siglos XVII, XVIII y XIX. Fundada en 1524 por el Capitán Francisco Hernández de Córdoba, entre el poblado indígena de Xalteva y la ribera occidental del lago Cocibolca, es una de las ciudades coloniales más antiguas del continente americano que se conserva en su lugar original de fundación. Es posible realizar visitas al volcán Mombacho y al lago Cocibolca o Nicaragua donde se encuentran las isletas de Granada, las islas de Zapatera y Ometepe (con los volcanes Maderas y Concepción) y al archipiélago de Solentiname. Como curiosidad, es posible encontrar tiburones toro y sarda en el lago. Destacan también los denominados “pueblos blancos”, con Catarina y su mirador sobre el lago Cocibolca o, San Juan de Oriente, conocido por la creaciones artesanales de obras en barro. En Masaya se encuentran también una gran variedad de artesanías que pueden ser adquiridas en su antiguo mercado. Esta población cuenta también con uno de los volcanes más accesibles de Centroamérica en plena actividad: el volcán Masaya. Es uno de los pocos volcanes activos del mundo donde puede subir en vehículo hasta el mismo borde humeante del cráter. Su entorno es un laboratorio vivo, donde la flora y fauna ensayan como recomponer los ecosistemas destruidos por las coladas de lava de 1670 y 1772. En el propio cráter es posible observar a los chocoyos , una variedad de loros que se han adaptado para vivir en un entorno dominado por los gases sulfúricos emanados por el volcán. También se pueden realizar paseos guiados y visitas a sus cuevas.

Confluye aquí otra de las vías transístmicas que unían el antiguo puerto de El Realejo en la costa del Pacífico, devastado por los piratas, con Chinandega, León y Granada. A través del lago Cocibolca, conectaba en la otra orilla con San Carlos y su fortaleza y por el río San Juan salía hacia el Caribe. A medio camino se encuentra el Castillo de la Inmaculada Concepción, fortaleza mandada a construir por la corona española en el año 1672 con motivo de los ataques de piratas a la ciudad de Granada, incluida en la lista indicativa de la UNESCO.
Una de las celebraciones más significativas de Nicaragua declarada recientemente Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la UNESCO es El Güegüense, conocido también como “Macho Ratón”. Reúne textos y danzas con interludios musicales que integran las lenguas española, vasca y náhuatl. Este drama satírico, conocido en toda Nicaragua, que se repite cada enero en las fiestas patronales en honor a San Sebastián en el municipio de Diriamba, Carazo, es una enérgica expresión de protesta contra el colonialismo, y sus tramas giran en torno a los encuentros entre las autoridades coloniales españolas y los indígenas. La obra presenta a enmascarados procedentes del Viejo Continente con rostros blancos, ojos azules y largos bigotes con trajes propios de la época colonial.

Desde Granada es posible dirigirse hacia el Norte, a León, ciudad que fue trasladada a su emplazamiento actual tras una erupción del volcán Momotombo que destruyó el primer sitio fundacional, conocido hoy como León Viejo y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En León sobresale la espectacular Real Basílica de Nuestra Señora de la Asunción que alberga el mausoleo del poeta Rubén Darío. Destaca también el volcán Cerro Negro, pionero en la práctica del surf sobre arena, y las fumarolas y el lodo hirviente de los Hervideros de San Jacinto del volcán Santa Clara.

De León, el camino turístico principal parte hacia el norte. Cruza Las Segovias, donde destaca Ciudad Antigua, y entra en Honduras por la frontera de Las Manos y alcanza Yuscarán y Tegucigalpa. En los alrededores de Tegucigalpa destacan poblaciones con encanto colonial producto del auge de la minería como Valle de Ángeles, Santa Lucía, San Juancito, Ojojona y Santa Ana. Sigue el Camino Real hacia Comayagua, La Esperanza, Gracias y Santa Rosa de Copán. Santa María de Valladolid del Valle de Comayagua fue una de las ciudades coloniales más importantes de la de Centroamérica. La catedral es el edificio más significativo que cuenta en su campanario con el reloj más antiguo en funcionamiento de toda América. Santa Rosa de Copán destacó en cambio por la alta calidad del tabaco que se producía en la zona y que tuvo en esta ciudad su principal centro de acopio. En 1765 se fundó “La Real Factoría del Tabaco” en 1765. El tráfico de mercancías, principalmente las producciones mineras y el tabaco salía hacia el Caribe y España por la costa. Las fortalezas defensivas como las de San Fernando de Omoa y las de Trujillo son testimonios vivos de los ataques de piratas y corsarios.

Otra posibilidad es entrar a Honduras desde Nicaragua por el sur, por Guasaule, en dirección a Choluteca, visitando otras poblaciones coloniales de gran interés como El Corpus y San Marcos de Colón. Se puede optar también por la ruta marítima y embarcarse en el puerto nicaragüense de Corinto hasta el salvadoreño de La Unión. Ambas opciones permiten contemplar el golfo de Fonseca, una enorme bahía, compartida entre El Salvador, Honduras y Nicaragua. Entre los volcanes Cosigüina y Conchagua, en el seno del golfo se expande un archipiélago volcánico en el que destaca la isla del Tigre por su perfecto cono volcánico. Según la leyenda, el corsario inglés Sir Francis Drake enterró sus tesoros en la isla Meanguera y otra parte de ellos en la punta Chiquirín.

En El Salvador destaca Suchitoto como destino colonial por excelencia, así como otras localidades como Santa Ana, Panchimalco, Izalco y Nahuizalco. Asimismo cabe remarcar la importancia del Parque Nacional de los Volcanes, que se ubica en el extremo oriental de la cordillera Apaneca-Ilamatepec y está formado por catorce volcanes que van desde el volcán Cerro Grande de Apaneca hasta la caldera del lago de Coatepeque, donde se puede practicar buceo. Salvador es un país volcánico por excelencia y se pueden practicar distintas actividades en sus volcanes, destacan entre ellos el volcán Tecapa y el San Salvador.

Desde Santa Ana se llega a Guatemala, se recomienda el paso por Esquipulas, una de las capitales espirituales de Centroamérica. En enero celebra la fiesta en honor al Milagroso Señor de Esquipulas, y el 9 de marzo se celebra el traslado de la Imagen del Señor de Esquipulas de la Parroquia Santiago hacia la Basílica. Últimamente ha tomado gran auge la celebración de la semana Santa.

El itinerario prosigue hasta La Antigua Guatemala, visita obligada para el viajero de la Ruta Colonial y de los Volcanes. Se trata de una ciudad colonial que aún hoy en día conserva edificaciones del siglo XVI. Fue fundada en 1543 con el nombre original de Santiago de los Caballeros del Reino de Guatemala, y fue capital colonial de la Capitanía General de Guatemala. Su trazado reticular y sobre todo su arquitectura barroca la han hecho valedora del título de patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Entre los elementos más representativos se pueden señalar sus antiguos conventos, como el de Capuchinas y Santa Clara, la Catedral de San José, la Compañía de Jesús, la Iglesia de La Recolección, la Iglesia y Convento de La Merced, y el Convento y Arco de Santa Catarina, entre otros tesoros del pasado. También se puede apreciar el Palacio de los Capitanes Generales, la Universidad de San Carlos de Borromeo y el Museo de Armas de Santiago de los Caballeros. En cuanto al patrimonio intangible, con un amplio programa repartido durante todo el año, es bien conocido el fervor que rodea las procesiones de Semana Santa.

La ciudad se encuentra flanqueada por tres volcanes: Agua, Fuego y Acatenango. El extinto volcán Agua puede ser visitado a pie desde la misma ciudad de la Antigua. Los volcanes gemelos Fuego y Acatenango pueden visitarse mediante circuitos guiados, incluso en "mountain bike". La excursión a este último es especialmente recomendable en los periodos de erupción del volcán Fuego, ya que ofrece unas vistas espectaculares de dicha actividad volcánica. Muy cerca de La Antigua y de la Ciudad de Guatemala, encontramos el volcán Pacaya, actualmente también en actividad.

El legado colonial se puede vivir igualmente en otras ciudades como la propia ciudad de Guatemala o en Quetzaltenango (Xela), donde se mezcla lo colonial con la tradición indígena, como se evidencia también en poblaciones como Salcajá, en los coloridos mercados de Huehuetenango (Chiantla) o Chichicastenango o en el lago Atitlán con sus pintorescos poblados. La historia colonial también dejó un bello legado patrimonial en Las Verapaces, como queda evidente en la arquitectura de Cobán y las poblaciones aledañas. Entre las manifestaciones culturales merece una mención especial el Rabinal Achí, cuyo nombre original es Xajooj Tun, “Baile del Tun”, reconocido también Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la UNESCO. Se celebra entre el 12 y el 25 de enero en honor a San Pablo, ejemplo del sincretismo ya que es una obra representativa de la sociedad maya prehispánica del período posclásico, que incluye simultáneamente danza, teatro, música y literatura. La representación se realiza frente a la iglesia colonial de Rabinal, así como en la iglesia del Calvario, donde está ubicado el cementerio de la comunidad. Los estudiosos han identificado que en las figuras de San Pablo y San Pedro, los Rabinaleb ocultaron durante la conquista la veneración de sus antiguas deidades: Tojil, el Dios del Fuego y de la ofrenda; y Mam, el Viejo Dios de la Tierra.

De la Antigua Guatemala salía también un tramo del Camino Real hacia el norte que comunicaba esta ciudad con Chiapa de los Indios, hoy Chiapa de Corzo (Chiapas, México) aprovechando rutas prehispánicas preexistentes asociadas con el transporte del ámbar, jade, obsidiana y el preciado cacao. Marchaba paralelo a la margen derecha del río Grijalva hasta su nacimiento en los Cuchumatanes y continuaba por el altiplano guatemalteco enlazando diversos pueblos indígenas.

El Camino Real también enlazaba la Antigua Guatemala con la costa Caribe y de ahí con España a través del entonces llamado Golfo Dulce. El constante ataque de los piratas y sus incursiones por el Río Dulce hizo necesaria la defensa del paso hacia el Lago Izabal donde se encontraban los almacenes de mercancías que ingresaban y salían hacia la Metrópolis. Se construyó la fortaleza conocida como Castillo de San Felipe de Lara, hoy visitable.

Guatemala es también un país con paisajes volcánicos de excepción. Además de los volcanes ya mecionados destamos el Tajumulco, el más alto de Centroamérica con 4220 metros de altitud, así como los de Acatenango, Atitlán, Chicabal, Ipala, San Pedro, Santa María, Tecuanburro y Tolimán.
Qué visitar en esta ruta
Varios accidentados asentamientos marcan la historia de Santiago de los Caballeros de Guatemala, conocida hoy como La Antigua Guatemala. El primero lo instituye Pedro de Alvarado, el 25 de julio de 1524, en Utatlán. Más adelante, durante el levan... Ver datos
El Realejo, en la época colonial, fue utilizado como puesto de aduanaje, alcanzando su apogeo económico. Su abandono fue debida a la construcción del Puerto de Corinto, trayendo como consecuencia el traslado de puestos de aduanas, agregando a est... Ver datos
Portobelo fue fundado el 20 de marzo de 1597 en reemplazo de la comunidad de Nombre de Dios, distante unos 20 kilómetros al este, e incendiada un año antes por el inglés Francis Drake. La población tuvo un papel significativo durante la colonia y... Ver datos
El volcán Masaya (o Popogatepe) está dentro de una caldera con 6.5 Km de ancho por 11.5 Km de largo. Está localizado a 20 Km al SE de la ciudad de Managua. La mayor parte de la caldera fue declarada Parque Nacional desde 1979. Tiene datos históri... Ver datos
La Fortaleza de la Inmaculada Concepción, conocida como “El Castillo”, fue construida por los españoles en 1675, desde allí vigilaban su principal ruta de transporte, el Río San Juan, para que los piratas no incursionaran en sus territorios. Se e... Ver datos
Omoa, ubicada a orillas del mar Caribe, ha jugado un importante papel en la historia de Honduras, tanto en la época colonial como republicana. Durante la colonia, fue el puerto más importante en la costa atlántica de Centro América, motivo por el... Ver datos
A principios del Siglo XVI el intercambio Comercial entre Guatemala y su Metrópoli España se estableció a través del entonces llamado Golfo Dulce. El constante ataque de los Piratas en el Golfo de México y las incursiones a Guatemala por el Río Dulce... Ver datos
Para los conquistadores españoles era fundamental encontrar una vía de comunicación entre los dos océanos que pusiera en contacto a España con las recién conquistadas tierras de Perú y Bolivia. El río Chagres asumió esa función desde 1503 convirtiénd... Ver datos
San Carlos, ciudad situada a unos 290 kilómetros al sureste de Managua, justo donde termina el Lago de Nicaragua y comienza el río San Juan, es la cabecera de la región. El municipio de San Carlos es prácticamente el punto de origen del Río San ... Ver datos
Todo se inicia cuando el rey Carlos V decide, en 1549, construir un ingenio azucarero en las Verapaces. Los religiosos no tardaron en encontrar en el valle de San Jerónimo el lugar ideal para sus proyectos. Fue así como los frailes Bartolomé de l... Ver datos
Ujarrás fue un lugar donde existía un asentamiento de los indígenas huetares. Alrededor de 1575, posiblemente durante la gobernación de Alonso Anguciana de Gamboa, se estableció una reducción indígena, a cargo de los franciscanos. El pueblo adqu... Ver datos
Su nombre Joya lo toma por la importancia del sitio arqueológico y Cerén por que la hacienda donde fue encontrado el sitio cuando construían los silos para almacenar granos perteneció a la familia Cerén. Hace aproximadamente 1400 años el sitio arq... Ver datos
Se localiza en las faldas del Volcán Turrialba, a 19 km al noreste de la ciudad del mismo nombre, en la provincia de Cartago. Su extensión es de 2179 hectáreas. Es una de las áreas arqueológicas más importantes y de mayor tamaño que se ha descubie... Ver datos
Exhibe materiales arqueológicos sobre las evidencias de la población que vivió en al región occidental Chiriquí-Bocas del Toro, desde 5.000 aC. hasta la llegada de los españoles. Dedica otro espacio a la presencia española y a la historia republican... Ver datos
La idea de su creación surge en la década de los ochentas con el entonces párroco Jorge Picado, el cual invita a varios miembros de la comunidad para que se organicen y funden un centro en donde se pudieran mostrar elementos pertenecientes al Paraíso... Ver datos
Fundado el 9 de octubre de 1883, su nuevo edificio fue inaugurado el 9 de octubre de 2001. El Museo Nacional de Antropología (MUNA) tiene como misión propiciar el acercamiento y reflexión de los salvadoreños sobre su identidad cultural, por medio de ... Ver datos
El Museo de Arqueología esta ubicado en una hermosa casa del siglo XVI, situada frente a la Plaza San Francisco. El edificio fue restaurado por el Instituto Hondureño de Antropología e Historia para albergar el Museo Regional de Comayagua. EL Mu... Ver datos
La ciudad de Panamá fue fundada por Pedrarias Dávila, Gobernador y Capitán General, el 15 de agosto de 1519. Pocos años después, se convirtió en el centro de las expediciones que partieron hacia la conquista y colonización del Istmo, de América Centr... Ver datos
El Parque Arqueológico de San Andrés se encuentra a 32 kms de San Salvador, en la autopista que conduce a Santa Ana. Está situado en el valle de Zapotitán, entre las riberas del Río Sucio y Río Agua Caliente. Posee un pequeño museo construido en... Ver datos
El Parque Arqueológico El Caño está ubicado en El Caño, distrito de Natá, a unos 2 km después de pasar el Templo que se encuentra dentro de la comunidad de El Caño. Se extiende sobre una llanura drenada por los ríos Grande, Coclé del Sur, Churubé, y ... Ver datos
Ostúa es un caserío del cantón San Jerónimo a 11 Km de Metapán. De la iglesia de Ostúa solo quedan en pie la fachada de tipo retablo y la pared posterior de calicanto y ladrillos con cimientos de piedra. La iglesia fue destruida probablemente por... Ver datos
La historia de la ciudad puerto de Trujillo es de gran trascendencia para Honduras. Fue dentro de sus límites, específicamente en Punta Caxinas -cerca del actual Puerto Castilla- donde en 1502 tuvo lugar el primer contacto con los aborígenes del terr... Ver datos
Caluco se ubica a 7 Km de Sonsonate. En otros siglos fue una gran ciudad famosa por sus huertas de cacao, cuyos granos eran el natural y regional tributo dado a los Reyes de España, a fines del siglo XVI. Los monjes dominicanos del convento de la ... Ver datos
Población de origen precolombino, situada a 700 metros de altura y a 12 km al sureste de Ahuachapán. Se pueden visitar las ruinas de la iglesia colonial destruida por el terremoto del 29 de julio de 1773. Ver datos
El sitio arqueológico maya de Santa Leticia está ubicado a una altitud de 1400 metros sobre el nivel del mar, en una ladera cultivada de café en el Cerrito de Apaneca, un pico volcánico en la cordillera Apaneca-Ilamatepec, en el departamento de Ahua... Ver datos
El Sitio Arqueológico Barriles esta localizado a cinco kilómetros de la Ciudad de Volcán. Fue arrasado por la última erupción del volcán Barú. La Cultura Barriles es fechada entre 300 y 600 dC, es considerada una cultura precolombina de alto valo... Ver datos
El Sitio Histórico de león Viejo está situado en el poblado de Puerto Momotombo, municipio de la Paz Centro-León, a 68 Km de Managua. Fue la primera ciudad fundada por los españoles en Nicaragua, el 19 de Junio de 1524, a orillas del lago Xolotlán. S... Ver datos
La Isla Taboga o Isla de la Flores, como también es conocida, es la más grande de las islas del pequeño archipiélago de la Bahía de Panamá asociado a la ciudad y se encuentra a la entrada sur del Canal. Sus cerros son de origen volcánico con una altu... Ver datos
Copyright Arqueotur
portal arqueotur